domingo, 22 de abril de 2007

El comité federal del PCE da su unánime respaldo a los concejales de IU-Oviedo


La comisión permanente de comité federal del Partido Comunista de España (PCE) aprobó ayer por unanimidad expresar públicamente su solidaridad con los miembros de IU de Oviedo y con la lista de candidatos que habían elegido para las próximas municipales, encabezada por los concejales Roberto Sánchez Ramos y Celso Miranda.

A través de un comunicado, el PCE manifestaba ayer su preocupación «por la deriva excluyente y autoritaria de la dirección de IU en Asturias con la complicidad de destacados dirigentes federales y su más rotundo rechazo a los métodos empleados para intentar resolver una crisis que no es de IU-Asturias, sino del PCA».

El PCE se refería a la disolución de la asamblea local de IU de Oviedo, que fue sustituida por una gestora encargada de elaborar una nueva candidatura y recordaba que «desde la dirección federal se han hecho todos los intentos posibles para llegar a una salida negociada, en un proceso que ha durado más de un año y del que no se ha marginado a nadie».
Para solventar este asunto, el PCE exige una reunión urgente de la Presidencia Federal de Izquierda Unida para tratar de resolver esta situación, que ha acabado con los dos concejales de IU en el Ayuntamiento encabezando una lista electoral que se presenta como Asamblea de Ciudadanos por la Izquierda.
Además, el PCE «llama a todas las organizaciones y militantes de IU a que, más allá de las legítimas posiciones políticas de cada uno, se manifiesten contra las decisiones arbitrarias y exijan el cumplimiento de las garantías democráticas recogidas en nuestros estatutos».

El comité federal lamenta que «esta situación se produzca a dos meses escasos de las próximas elecciones y en un momento en el que deberíamos centrar todos nuestros esfuerzos en implicar al mayor número de militantes en el desarrollo de la campaña electoral».

El comité federal del PCE considera que las razones esgrimidas por IU de Asturias para disolver la asamblea de IU de Oviedo han sido claramente rebatidas por Roberto Sánchez y Celso Miranda, «los dos concejales represaliados» y como muestra se recuerdan sus palabras: «Se nos acusa y se nos condena por estar inmersos en los valores y principios fundacionales que están inscritos en el código genético de IU».

El PCE atribuye lo ocurrido con ellos a «no haber cedido al chantaje de consentir la anulación del proceso de repetición del VIII Congreso del PCA a cambio de mantener la actual dirección de IU Oviedo y su legítima candidatura».